Versos de luna y polen
Colección “Devenir”, Madrid, 1992

 

Tras abandonar anteriores universos temáticos, el poeta se adentra en materias mucho más evanescentes como la belleza, la inspiración, la memoria y el tiempo. Todo ello conducido por un ave que esconde entre sus alas el misterio de la luna y la fecundidad del polen. El lenguaje depura sus excesos y se va esencializando.          

 

Pulsaciones.

Algo tiembla.
Algún latido se estremece.

Se oyen pájaros.
Suenan órganos y esquilas.
Florecen en el aire catedrales.

Es la luz indecisa que se yergue.
Es la humedad del alba que se acerca.

Es el misterio algebraico del paisaje.

 

 

 

 

 

COMPRAR EN:

 

© Pascual Izquierdo, 2006. Webmaster Fernán Izquierdo. Optimizado para 1024x768.